Seguidores

lunes, 12 de mayo de 2014

Julio Díaz-Escamilla - Madrugando



http://www.goear.com/listen/fb3b3b6/julio-diaz-escamilla-madrugando-beatriz-salas


MADRUGANDO

Cada sábado vengo
con hojitas de albahaca,
tomillo y romero,
a buscar a mi muchacha,
la niña que yo quiero.

Tempranito hago mi cama
y me encomiendo a los luceros
que por mi patio pasan
brillantes y contentos;
llego a la fuente de agua
y allí descanso un momento
mientras la madrugada
me mira sonriendo
y agita su capa
aclarando los techos.

Luego vuelvo a la caminata
y salgo del pueblo
con un cosquilleo en la espalda
imaginando el encuentro,
y la invento a mí abrazada
paseando entre los abetos
con esa luz de la mañana
que conoce este secreto.

Lo más lindo es ver su cara
que me mira con un gesto
como el que tenía mi mama
que un día se fue en silencio,
si es que parece que canta
y me dice ¡eres bueno!

Por eso le llevo hojitas de plantas
que es todo lo que tengo
y le arrodillo mi alma
no para que me dé las gracias
sino para que me dé un beso.


Publicado por Julio Díaz-Escamilla
 
http://juliodiaz-escamilla.blogspot.com/2011/05/madrugando.html

9 comentarios:

  1. "...Quiéreme hasta la locura". Muchas gracias, Beatriz. Muchas, muchas gracias por tanto talento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lindo tu espacio, de Julio ya conozco su talento.
    Gracias por compartirlo.
    Te sigo...

    Diego.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, señora, señora buena, por esa fuerza dramática que su voz impone en el poema, vistiéndolo de más emociones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tardecita de sábado, y esto parece que vuelte a funcionar. Siempre un placer volver por aquí.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a vosotros por vuestra visita, retomando que este blog vuelva a funcionar.

    Un abrazo dominguero.

    ResponderEliminar
  6. Un sublime poema para guardar en el alma. El poeta siente los versos y los desgrana con su arte..y el lector siente una llama de luz que viene del ayer..que pasa y queda..
    Saludo al poeta..y un beso a ti querida Beatriz..

    ResponderEliminar
  7. Prudencio, gracias amigo y perdona por la demora, se me pasó contestarte.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito poema!

    Refleja claridad, ternura, felicidad y es un placer porque estoy un poco cansada de leer poemas tristes de desamor en los que, en ocasiones sufro incluso por la vida del autor. Reconozco que los estados de melancolía son propicios a la inspiración pero algunos parecen estar al borde del suicidio y se me pone un mal cuerpo...

    Gracias por este soplo de aire fresco y hierbas aromáticas!

    Saludos

    ResponderEliminar

Comentarios es tu espacio para expresarte.
Agradezco infinitamente que dejes tu huella.
Muchas gracias.

Beatriz Salas Escarpa