Seguidores

miércoles, 13 de junio de 2012

El viejo farero - El café porteño de Susana Inés - Del Blog "En la soledad del faro"


Aquí puedes oír la grabación, mientras lo lees. 






El café porteño de Susana Inés
By El viejo farero


Hace unos días se lo decía a ella en su blog: le hablaba de mi mala memoria, de que no recordaba si ya se lo había contado antes y, por si acaso, se lo contaba, tal vez por segunda vez. Ahora, aquí, en la soledad de mi faro, quiero contar la misma historia, un poco ampliada pero igual de sincera. Veréis… hace un tiempo, cuando los problemas me ahogaban me escapaba a la marisma. Dejaba atrás los pocos pueblos que hay en la carretera y seguía por caminos de tierra unas veces polvorientos, otras llenos de barro y de charcos. Al final terminaba en un lugar donde lo único que oía era el rumor del viento, el canto de algún jilguero, el crotorar de las cigüeñas y en tardes de tormenta los truenos y la lluvia en los charcos, en los esteros… No sé si buscaba la soledad o me buscaba a mí mismo, pero la marisma era una puerta que me permitía entrar dentro de mí, hablar conmigo mismo y dejar fuera al resto del mundo. Después volvía, siempre despacio, sin prisas; todo era diferente. No volvía más feliz, ni siquiera más contento, simplemente volvía relajado, en paz.


Hace tiempo que no me escapo a la marisma, tal vez porque hace tiempo que no lo necesito. Pero hay ahora otro sitio que, cuando lo visito, me produce la misma sensación, la misma paz, el mismo bienestar. Ahora mi marisma tiene la forma de un blog maravilloso. He cambiado el sonido de la lluvia, el del viento y el del canto de los pájaros por una música que embriaga, que envuelve y atrapa. Y he cambiado el paisaje infinito y abierto de la marisma, sin montes, sin bosques, sin edificios, por unas letras que rezuman sensibilidad por todas partes. Entrar allí es entrar en un viejo café porteño. Me siento en una mesa con su tapa de madera vieja y gastada por los años, una luz tenue, una taza de café, una pareja que se besa a escondidas en un rincón, una mujer que canta, que recita, que susurra, que es un corazón con formas de mujer… Se llama Susana. 
Algunas veces no entiendo bien lo que dice pero me sigue gustando su tono, su ritmo. 
Es como aquellas canciones cantadas en un idioma que no entendemos y que a pesar de ello tarareamos una y mil veces, como aquel cuadro que no sabemos qué representa pero del que no podemos apartar la mirada. Son las letras de Susana Inés.


Si buscáis paz visitad su sitio. Si buscáis ternura id donde ella. Si añoráis sentimientos visitadla. Posiblemente os pase lo que a mí y cuando lo hagáis ya no necesitéis marismas, ni cigarrillos a medianoche, ni mirar la tele esperando sentir algo al ver una película. Si la sensibilidad mora en un espacio sólo puede ser donde escribe Susana.
Gracias mi amiga porteña por tu puerta a mi interior.


El viejo farero.
16 DE MAYO DE 2012 

19 comentarios:

  1. Bellísimo!!! El relato, la voz, la música!!!

    Gracias Beatriz, Ruth, mil gracias por tantas entregas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. hermoso, realmente bello!! tierno...en fin, me ha gustado mucho!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Un relato lleno de sensibilidad y admiración, que cala. Seguro que visito los dos blog.
    Gracias por leerlo tan bellamente Beatriz y por esa música tan estupenda y bien elegida.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. No es la protagonista de la historia la única que se sienta a relajarse ante un blog delante del ordenador, nos pasa a muchos.
    Y uno de los más relajantes que visito es, este tuyo, Beatriz. Tu dulce voz, la música de fondo, las lecturas que eliges, es todo una canto al buen hacer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Todo hermoso, todo en su justa medida, de ensueño.
    Felicitaciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso regalo a Susana porparte del viejo farero, lleno de sensibilidad y de cariño, es como una caricia suave y tierna.

    Tu voz riega el alma mi niña

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. De crío, en el colegio, me enseñaron que cuando una persona mayor entraba en clase había que levantarse, que había que dar los buenos días, llamar antes de entrar... mil cosas que formaban parte de lo que era la educación. También me enseñaron a dar las gracias por cualquier cosa que otra persona hacía por mi. Ahora sigo con aquellas mismas normas pero, algunas veces, cuando doy las gracias no es por educación, es porque lo que esa persona ha hecho me ha llegado, me ha calado. Así son estas mil "gracias" que te doy a ti por esto que has hecho, un agradecimiento que sale directamente desde el corazón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué forma tan original de recomendar un rincón predilecto, un rincón que está por encima de esa naturaleza donde en reencuentro con uno mismo está garantizado! ¡Bellísimo texto, felicidades!

    ResponderEliminar
  9. Reconozco que muchas veces entro en este espacio buscando temas que te llenen, unas veces son tristes, alegres,románticos... pero nunca me voy de vacío, gracias que hay personas como Susana, como Beatriz, como Ruth.
    Pero el Viejo Farero, hermoso tema, sencillo, expresado desde el alma, desde dentro... me ha calado... Quiero decir que hoy me han dado "la dosis" completa, jaja.
    Creo que por mi condición de isleña, estoy rodeada de faros y conozco hª (porque antiguamente vivian flias.), anécdotas... ¡¡Colosal !! Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Lo había léido ya, y vuelvo a leerlo para sentirlo uno de los mejores textos que le hacen justicia a la amistad. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  11. Una sola expresión hoy alcanzo deciros a las tres...!BRAVO!
    Desde Argentina, os dejo un gran beso de ternura.
    Vuestra amiga.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que estés en mi país dulce Cecilia!

      Eliminar
  12. Esto subí a mi FB, y lo repito aquí, porque así lo siento, entrañablemente. No tengo más que palabras de agradecimiento: Beatríz, Paco.

    "Hoy 13 de Junio de 2012. Día del Escritor en mi país. Una locutora y escritora maravillosa; Beatríz Salas, haciéndole un homenaje a un querídisimo escritor amigo: Francisco García Martínez (Paco/Farero) ha subido a su blog, en letra, leído y dejado grabado, un escrito que Paco me dedicara hace un tiempo atrás, que se llama: "El café porteño de Susana Inés". Son dos homenajes en uno. ¡Cuánto halago! El de mi querido Paco que me ha escrito tan bonita obra, y el de Beatríz, que con su voz maravillosa le da una impronta a lo escrito que no puedo describir. No tengo suficientes palabras para agradecer éste gesto y ésta dedicatoria. Muchísimas gracias a ambos!!!. No sé cómo podré retribuirles alguna vez."

    (y también está el link hacia aquí)
    La vida te da éstos premios ¡que maravilla!
    Un abrazo enorme desde Ciudad de Buenos Aires

    ResponderEliminar
  13. Amiga mi Beatriz, ¿Porque imagino que aun seremos amigo?, muy bonita esta combinación de Lectura, de maravillosa voz y bonita música.
    Yo no me escapo a las Marismas, yo me escapo a la playa al anochecer y ando y ando con los pies mojados por un mar salado y maravilloso como es mi Mediterráneo y pienso lo sensacional que es todo y que pena que nuestros políticos lo estropeen ¿De acuerdo?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Maravillosa lectura, a ver si este fin de semana encuentro yo también esa puerta que se abre a mi interior.

    Feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  15. Es como si tiraras un puñado de luces al horizonte y uno los sigueira con la mirada. Voy a ver, después te cuento, si la dirección indicada es tan luminosa.

    ResponderEliminar
  16. Cargado de sensibilidad, aquello que identifica a los seres del mismo modo, sea temprano o tarde. Saludos al autor y a Beatriz, que colma este sitio placentero cuando se dedica un tiempo a explorarlo. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  17. Otra preciosidad.
    Todo lo que haces lo llenas de dulzura, Bea. ¡Qué envidia de voz y de talento!
    Un besazo, tesoro y felicitaciones siempre a tu compañera y al autor.

    ResponderEliminar
  18. Felicitaciones a las tres...
    Feliz semana.

    ResponderEliminar

Comentarios es tu espacio para expresarte.
Agradezco infinitamente que dejes tu huella.
Muchas gracias.

Beatriz Salas Escarpa