Seguidores

miércoles, 20 de junio de 2012

TamiCn - Te pienso y te siento, incluso en mis sueños - Del Blog "Letras de una enamorada"




Aquí puedes oír la grabación, mientras lo lees. 



Te pienso y te siento, incluso en mis sueños 

By; TamiCn♥

Ando por la calle, miro entre la gente y no te veo. Realmente me siento preocupada, pues nunca antes te habías retrasado.
¿Le habrá pasado algo? - Pensé
Te esperé un poco y por fin apareciste, me sonreíste y me diste un besito chiquito pero a la vez tierno y alegre.
Detrás de ti escondías algo, intentaba mirarlo dando vueltas alrededor tuya.. pero no me dejabas.
¡Espera! - Dijiste.
Me tapaste los ojos con tus suaves y calientes manos.
¿Qué haces? - Te pregunté.
Confía en mí... te voy a llevar a un sitio. - Dijiste.
Cuando por fin lleguamos... fuiste apartando poco a poco tus manos de mis ojos.
Estábamos en la playa... en esa playa que bueno... desde la primera vez que fuimos allí me encantó.
Además tú sabias que me encanta pasear por la playa y seguro que por eso me habías traído.
Es tan dulce - Pensé
Te sentaste en la arena, casi pegado en la orilla y me hiciste un gesto para que yo me sentara también.
Así que me fui sentando poco a poco en la fría arena y cuando lo hice te miré fijamente a los ojos, esos ojos marrones oscuros que desde el primer día que los vi me volvieron loca.
Me cogiste de las manos y las acariciaste dulcemente.
Y dijiste:
- Eres la mujer de mi vida, lo supe desde que apenas te conocí y nunca he cambiado de opinión ni voy a hacerlo...
Acto seguido, te sacas del bolsillo una cajita pequeña y me la pones frente a mí. La abres poco a poco y era un anillo.
Realmente me quedé asombrada y en mi rostro se creó un gesto de asombro.
¿Te quieres casar conmigo? - Me preguntaste.
Esto no podía ser verdad. Tenía que ser un sueño.
¡Me estabas pidiendo matrimonio tú! Mi gran sueño se estaba cumpliendo.
Te abracé y lloré emocionadamente. Te dije que te amaba mil veces.
Era tan feliz...
De pronto me sonó el móvil, y me desperté.
Volví a la realidad más rápido que un suspiro. 
Realmente no me importaba que mi realidad no fuera así... porque confío en que algún día así sea.
Si en mis sueños eres tan dulce... seguro que en la vida real lo serás más.
Quedan muchos años por delante y los quiero vivir contigo.
Un beso♥


By; TamiCn♥
28 de ictubre del 2011

http://letrasdeunaenamorada.blogspot.com.es/2011/10/te-pienso-y-te-siento-incluso-en-mis.html

10 comentarios:

  1. Hola amiga, es un placer escuchar tu dulce voz cada mañana. Un relato ¡¡Precioso!! Besos.

    ResponderEliminar
  2. La descripción te lleva por una realidad tan creíble que cuando llega lo del sueño...
    Precioso. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que los sueños se cumplen...ojala sea asi!!!

    besos

    ResponderEliminar
  4. Beatriz espero todo valla muy bien , bello poema y bella voz .
    Un placer escucharme ahora que atardece y estan las calles en silencio , porque hace demasiada calor , y lo unico que da aire fresco es tu voz en estos grandes poemas.

    un saludo manu

    ResponderEliminar
  5. Que se cumplan los sueños de Tami
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Hermosura que se puede soñar.

    Excelente como siempre Beatríz, besos.

    ResponderEliminar
  7. Y los sueños, sueños son, pero a veces se convierten en realidad.
    Se lo deseo a Tami y a cualquiera que tenga sueños.

    Gracias Beatriz por tu comentario en casa, un placer recibirte nuevamente y me alegra de que la entrada alusiva a Astrid Lindgren te haya traído gratos recuerdos.

    Un beso y que tengas una muy buena semana y finde.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito!!
    Beatriz, soy Anna, aun espero tu visita a mi blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. En tu voz, Beatriz, es todavía más creible cada una de las afirmaciones amorosas de TamiCn.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Espero se cumpla el sueño de Tami, muy bueno el blog y tu lectura Beatriz

    ResponderEliminar

Comentarios es tu espacio para expresarte.
Agradezco infinitamente que dejes tu huella.
Muchas gracias.

Beatriz Salas Escarpa