Seguidores

sábado, 29 de marzo de 2014

Quién escribe???

Me pasa con cierta frecuencia,
me gusta un escrito o no, me piden que grabe o que le grabe a algún conocido que escribe como le gusta a quien me lo recomienda, escucho una lectura o al azar unas frases que quiero poder entender y busco en google el texto. Llego y me sorprende... una frase, una palabra, un giro o empiezo a leer de una persona varias entradas y no puedo creer que lo que tanto me ha gustado al empezar las primeras línea de una entrada, en la siguiente y sucesivas sean tan opuestas en todo: Expresión, desarrollo, puntuación, giros del escritor, etc. Me hace dudar que pueda, la misma persona, cambiar tanto de un escrito a otro. Escojo y copio (Ctrl C) un par de frases para colocarlas sobre el localizador de google y ¡Premio!
¿Imagináis? No son de la persona que se las adjudica.
Llevo varios años buscando sorprenderme con poemas, relatos, reflexiones, qué se yo, y eso hace que muy rápido pueda apreciar lo que realmente me hace vibrar, emocionarme, querer leer en voz alta, como le llamo yo a grabar lo que me sorprende por su contenido, y me apena la burda manera, la sinvergüencería de adjudicarse, para sorprender a los demás, escritos que nunca podrían salir de sus teclas.
Os he leído quejaros cuando lo sabéis, porque a veces son vuestros, y cómo parece que crece la banda de desalmados que se engañan a si mismos.
Sinceramente creo que el mérito nos alegra cuando realmente nos hace sentirnos satisfechos de lo que hemos logrado.
Hay en el mundo una persona que puede saber lo qué hemos escrito, enorgullecerse por ello y saber el por qué de lo expresado y esa persona somos nosotros mismos. El aplauso equivocado no creo que llene más allá que el aire que ocupan ambas palmas. O sea, casi nada. Qué triste por ellos/as.
No hay nada peor que tener pena por esas personas tan pobres en letras y en espíritu.

26 comentarios:

  1. Coincido contigo Beatriz. Cada palabra escrita, cada sensación creada, cada imagen narrada responde a un sentimiento que sale al exterior motivado por esa necesidad imperiosa que tenémos de escribir algunas personas, y es una pena que haya gentes que se apropien de esos sentimientos ajenos y los hagan suyos al apropiarse de textos de otros.

    Un abrazo,
    Eva.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante no conocía tu pagina

    ResponderEliminar
  3. Y así sucede, blogs completos llenos de poemas que no pertenecen a la dueña o dueño del blog, con lo sencillo que es citar una fuente, para qué engañar diciendo que algo les pertenece? parecieran sólo se engañan así mismos.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
  4. Generosa, note te sientas mal por los que engañan.Abrazos que siempre vienen bien.

    ResponderEliminar
  5. No creo que te hayas sorprendido, lo peor, ni se molestan en darle un giro personal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Las letras son el rosario de la aurora que cuando se juntan forman palabras y más palabras que plasmadas en un papel pueden ser " las mejores o peores palabras". Beatriz , me encanta escribir aunque nadie me lea , lo importante es " sentir y ser " y creo que tú has llegado a que la gente te lea y le guste lo que lee , eso es maravilloso . Recibe un saludo desde Canarias .

    ResponderEliminar
  7. Si siempre se han dado casos de falsificación, imagínate ahora, Beatriz, con el copio-pego. Eso es porque la gente no ha descubierto el verdadero placer de manchar una página en blanco y romper una y mil veces, porque prefiere la imagen de la actriz o el actor de moda a su propio cuerpo; o sea, un fracaso reconocido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Lo mejor es si hay pruebas de eso y me consta que seguro lo has comprobado denunciar. Podemos crear un blog donde se desacredite a quien hace ese acopio de talento de otros.
    Abrazos Beatriz. Te persigo.

    ResponderEliminar
  9. Bien por tí, Beatriz. La poesía, la prosa, no se puede convertir en una burda copia extraída de otros. Escribir , componer no es eso, a eso yo le llamo fraude. Puntualizar sobre este tema que abunda más de lo que nos pensamos es muy necesario.

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
  10. No puedo con esa clase de gente...

    Un beso compartido

    ResponderEliminar
  11. Qué bien lo has explicado!!!. Es una sensación de rabia e impotencia, cuando compruebas "anonadado", que alguien se ha apropiado de tus letras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Pasa
    Incluso te preguntas...si alguien lee los pensamientos...una vez...en un taller literario me pasó...todos estamos leyendo nuestros escritos y de repente escucho en boca de otro algo que yo misma había escrito anteriormente...casi lloro frente a todos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Un problema grave al que se han enfrentado grandes escritores/escritoras. Un plagio es algo corrupto y grave. ... no encuentro cómo evitarlo y menos ahora que a la enorme distancia ofrecemos nuestras obras, por más sencillas que sean.
    Un dolor de cabeza querida Beatriz. Gracias por señalarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Es muy triste, pero real como la vida misma, el engaño solo se lo hacen a ellos mismos. Un beso amiga

    ResponderEliminar
  15. Siempre he dicho que escribir un poema es gestarlo y parirlo, como un hijo, no hay nada más indignante que robar los sentimientos ajenos y de esas personas pobres espiritualmente hay muchas por ahí.
    Yo personalmente he sido víctima de ella y amigas y no imaginan la frustración y el dolor que se siente cuando se descubre un poema, un verso, o una frase que salió del corazón, utilizada por otros.
    En fin, mi querida Bea, me alegra mucho verte aunque tu entrada sea para fines tan penosos.

    Mi siempre abrazo y agradecimiento porque tu voz se dejó escuchar en dos de mis poemas y es como para nunca olvidar, como no se te olvida a ti.
    Cuídate mucho y linda semana

    ResponderEliminar
  16. Lamentable el hurto literario. Lo por es que se haga para llenar una vanidad. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  17. Pues tienes toda la razón, Beatriz. Es deleznable. El pequeño hurto se ha colado como algo natural en la vida cotidiana. Nos fastidia que nos roben aquello que, con mayor o menor fortuna, hemos parido con el dolor que todo acto creativo conlleva. Ahora, echemos una mirada interior y pensemos si somos víctimas o verdugos. Si en alguna ocasión hemos robado una película, una canción, un dbujo que otro parió con ese dolor y esfuerzo del parto creativo del que antes hablaba. Seguro que de ser así pensaremos que era muy `poca cosa, intentando justificarnos. Pero no. Nuestros abuelos lo hubieran tenido muy claro. Robar es robar: sea cual sea su valor. La sociedad actual, de la que formo parte, obviando la sabiduría de nuestros abuelos, a buen seguro encontrará circunloquios, atenuante, y argumentos varios para escamotear esa infame desvergüenza de no avergonzarse del propio robo. Habré pues de preguntarme si soy víctima o verdugo en esto del pequeño robo y del plagio cotidiano, por insignificante que este sea... Que cada uno haga su propio y exhaustivo examen... y decida, porque, quizá, no podemos evitar ser víctimas, pero, está en nuestras manos, y sólo en ellas, el no ser verdugos.

    Un fuerte abrazo


    ResponderEliminar
  18. Uffff Margarita... visto así que el que esté libre de culpa tire la primera piedra! Yo leo por internet libros que no he comprado y veo películas que no adquirido... Es como todo, verás os cuento. En una ocasión tuve que hacer un examen de acceso y uno de las pruebas era un comentario de texto: El valor de los animales, se titulaba. Se cuestionaba el porqué de cuidar tanto a, por ejemplo, perros, gatos, pajaritos... y se hervían vivas a las cigalas, gambas...
    Ahí lo dejo. En todo y para todos, no todo es fácil. Ser ético es más difícil de lo que parece y va por barrios.
    Millones de gracias por vuestros comentarios, me encantan todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja... Llevada -intencionadamente- al extremo, esta reflesión mía, pero como decía mi profesor de mates cuando buscábamos excusas...
      "Eso son subterfugios, señorita"
      Ergo no queremos ser víctimas, pero con frecuencia, hasta de manera no intencionada, somos verdugos...

      Abrazón

      Eliminar
  19. Saludos Beatriz.

    Creo que hace algún tiempo ya, te visité a través de mi gran amiga: Felicidad Batista.
    Lo que dices no me impresiona, se repite tan a menudo. Sobre todo en la poesía, pero también en el relato y el cuento, lo que suelo escribir a menudo.
    Reconozco que cuando empecé era muy influenciable, sobre todo, como a muchos les ha pasado, admiraba a los clásicos. Y más de una vez traté de copiar sus estilos. Luego comencé a asisitir a cursillos de relato y cuento, donde desmontaban pieza por pieza mis relatos y los machacaban. Ahí me di cuenta de una detalle y me hice una pregunta. Si yo no era capaz de crear, entonces ¿qué objeto tenía escribir para mí? La respuesta estaba clara: ninguno. Si hay algo que me emocione es crear y sobre todo, que lo que escribo me salga medianamente bien hilvanado. No es fácil sacar relatos de la chistera. Sobre todo porque nunca los sacas de la chistera. Recoges una idea de acá, otras de allá, algo de tu vida, mezclas toda esa mixtura con destellos de tu imaginación y te sale algo brillante, mediano o fracasado...
    Así es la literatura. Hay que trabajar mucho, estrujarse los sesos, y muchas de esas personas consideran que copiar es más sencillo ¡Por supuesto! Pero también más tramposo y ¿a qué conduce si se quiere escribir de verdad? Al vacío más absoluto...

    Un placer estar aquí.
    Te seguiré, te añado, de nuevo, a mi lista de links, que borré una vez. Estuve ocho meses lejos de los blogs, ¿qué hacía? Escribir... un libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Aunque sean modestos escritos con más o menos acierto, hay un tiempo de trabajo detrás. Una idea que se desarrolla según la propia vivencia y subjetividad; pero la mediocridad es así, y si escritores consagrados no pueden solucionar este problema. A saber como hacerlo los bloggers.
    Me gustó mucho esta entrada.
    Un abrazo y feliz semana, Beatriz

    ResponderEliminar
  21. saludos Beatriz, nose si te acordaras de mi, la verdad es que me apete tu trabajo, y me gustaria si es de tu agrado me hicieras el favor con esta entrada.

    http://pensamientodifuso-spb.blogspot.com/2014/02/toda-la-verdad.html

    saludos!

    ResponderEliminar
  22. Beatriz, a mi me ha sucedido. Eso es plagio, es robo. Uno de mis blogs, el primero, "LEJANÍAS SIN DISTANCIAS" .muchos de los escritos han sido plagiados, y me lo informaban otros compañeros. Es lamentable, pero real.
    Soy María del Carmen Menéndez García y tengo el honor que hayas grabado dos de mis escritos. GOLONDRINAS Y SOLO SÉ. Gracias por tu generosidad. Cariños

    ResponderEliminar
  23. Estimadísima y recordada escritora Beatriz Salas:

    iHe vuelto por estos rumbos! / Bien por tu artículo. Uno anda por ahí en FB publicando textos inéditos, y ya ves, hay maldad mientras existan humanos mediocres y envidiosos.

    Por otra parte, en octubre publiqué mi poemario 'Hombre adjunto', si me provees tu correo electrónico te lo mando digitalmente en 'PDF' a ver si lo lees y quizá pongas alguno por aquí. (poetafrankruffino@gmail.com).

    (Se me ha dificultado un poco hacer envíos físicos del libro por los altos costes, y eso que he mando como 30, pero ya la bolsa se mengua un poco para estas quijotadas mías).

    Abrazos,
    Frank Ruffino

    ResponderEliminar
  24. Realmente cierto todo lo expuesto Beatriz, personalmente no entiendo esa forma de apropiarse de lo ajeno, engañarse uno mismo es algo absurdo y sin sentido pero sabemos de sobra que cada vez existen más casos en la red.
    Bueno pues quiero darte una alegría!!! Un poema que me grabaste hace algún tiempo ha sido seleccionado con otros más por la Editorial Torremozas, concretamente (Luna de agosto)
    También tiene la red su lado positivo.
    Abrazos, Pilar

    ResponderEliminar

Comentarios es tu espacio para expresarte.
Agradezco infinitamente que dejes tu huella.
Muchas gracias.

Beatriz Salas Escarpa