Seguidores

domingo, 27 de noviembre de 2011

Humberto Dib - Ada



"Ada"
By Humberto Dib



Era una época en la que no se veían más alondras, ni mirlos, ni petirrojos. Ni siquiera había piojillos de aves a los cuales combatir. Era un misterio. Pero de la boca de Ada siempre asomaba un par de alas.
Bastaba con que dijera algo para que, mezclado entre las palabras, se escuchara también un murmullo de plumas. Muy pronto se corrió el rumor de que Ada era una devoradora de pájaros. Algo inaudito, había que encontrar una solución. La apresaron, le cortaron la lengua, le cosieron la boca, la colgaron de una cuerda, sin embargo, Ada no confesaba, apenas emitía un tímido gorjeo. Entonces fingieron el canto de algunas aves para atraerlas hacia Ada y así descubrirla in fraganti. Esperaron días, semanas y nada sucedió.
Cansados de tantas consideraciones, decidieron abrirle las entrañas. Allí encontraron ramitas, hebras y pelusas, formando un nido. En el centro había un huevo del que asomaba un piquito rompiendo el cascarón.


creado por Humberto Dib


http://humbertodib.blogspot.com/2011/09/ada_01.html

47 comentarios:

  1. Hermoso!! ya lo había leído en lo de Humberto.
    Pero tu voz como siempre realza su belleza.
    Un beso.....

    ResponderEliminar
  2. Gracias Beatriz,por éste magnífico cuento de Humberto,es maravilloso escucharlo en tu voz y con la música de Ruth de fondo.
    Gracias a los tres.
    Me ha gustado mucho.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Qué belleza impregnada de crueldad.
    Las dos caras de los humanos,la capacidad de sensibilizar todo lo que toca o destrozarlo...
    Sin término medio.
    Precioso el conjunto como siempre.
    Un placer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Las dos partes que forman nuestra vida,muy hermoso,que tengas un feliz domingo,un abrazo.J.R.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades a los tres, por tan bello aporte. A Humberto Dib por tan precioso escrito, a Ruth por tan maravillosa música, y a usted Beatriz, por darle tanta vida.
    Besos. Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Que original Beatriz! me ha encantado! una maravilla de texto de voz y de música.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Precioso!!! Sois dos genios en la voz y en la música. Y a ti, Humberto, que quieres que te diga, no tengo palabras. Enhorabuena a los tres. Besossss.

    ResponderEliminar
  8. Cuento muy corto, pero muy emotivo me ha faltado el diagnostico.
    La voz como siempre sensual y magnifica, la música nostálgica y apropiada para la ocasión, en conjunto "TU SI QUE VALES. 5 puntos y pasas a la final directamente.
    Muchos besos por la idea, es muy original e impactante. Me gusta.

    ResponderEliminar
  9. Beatriz, encantada de haber dado con tu blog. Tienes una voz preciosa, das un poco más de vida a los textos que narras.
    B7s

    ResponderEliminar
  10. Una gran ternura ha despertado en mí este relato. Una reflexión sobre cómo nos dejamos influir por los rumores y mentiras, sobre cómo perdemos el criterio y nos dejamos arrastrar por esa bola que crece y crece mientras nosotros, con nuestro silencio, -no sea que caigamos en desgracia ante la masa-, no hacemos sino ayudarla a crecer...

    ResponderEliminar
  11. Precioso relato de un maestro y, como no, preciosa dicción y música... ¡Ay!
    Felicidades, amigos por estos regalos que nos traéis.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Una de las mejores combinaciones posibles: la privilegiada voz de Beatriz y la genial pluma de Humberto.

    Me gustaría dejar esta humilde propuesta a la propietaria de A Mi Manera:

    cuentosporcallejas.blogspot.com/2010/07/realidades.html


    Un abrazo de Federico.

    ResponderEliminar
  13. Ya conocía este micro de Humberto, me gustó mucho. Escuchado ahora por tu voz lo siento más tierno.

    ¡Felicitaciones a ambos!

    ResponderEliminar
  14. Se supone que soy escritor y que debería tener facilidad con las palabras, pero te aseguro que estoy paralizado luego de haber escuchado el relato. Puedo afirmar que hay una distancia enorme, una hiancia insalvable, entre lo que nació como escrito y la versión recitada, yo mismo estoy sorprendido de la música que adquirió con tu voz, me llegó como si nunca lo hubiera leído, como si jamás lo hubiera escrito.

    Me permito agradecerte en nombre de todos los que aquí somos hablados, pues lo que haces es sincero, espontáneo y genuino.
    Fue bueno conocerte por casualidad, pues las cosas bellas cuando llegan por sorpresa, se disfrutan el doble.

    Aprovecho para agradecer a los colegas que dejaron sus comentarios, los conozco casi a todos, pero es extrañamente emotivo leer sus palabras de afecto también aquí.

    Hermoso blog que ya irá a la lista de mis preferidos.

    Un gran cariño enorme.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  15. que lindo! también te sigo , hasta pronto

    ResponderEliminar
  16. Beatriz,no conocía este relato de Humberto,me ha encantado realmente...Nos deja ese mensaje de amor,que cada cual debe sembrar dentro de si para crear y recrear la vida...Porque la vida espera lo mejor de cada uno.
    Mi felicitación para los tres por este bello trabajo,que eleva el arte de nuevo, de lo humano a lo divino.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  17. Hola Beatriz , la verdad es Para quitarse el sombrero , vengo del blog de Towanda , por que escuchado su relato con tu magnifica voz , y la verdad es una pasada , si me lo permites quisiera decir que el escuchar tu voz relatando dichos escritos , es como volver al tiempo de las novelas que hacían por la radio por ejemplo " El cielo esta en el bajo " , cuando no había televisión ¿Te,acuerdas? Tienes un blog muy bello y la verdad es que me gustaría seguirte como seguidora , un beso de Lm.

    ResponderEliminar
  18. Me alegro de haber conocido este precioso relato a través de la voz y música de Vdes. La aportación enriquece el texto, sin duda. Felicitaré al autor.
    Dos besos, Beatriz y Ruth.

    ResponderEliminar
  19. La desconfianza, el ego, matan, luego ya es tarde para arrepentirse y pedir perdón.

    Besos a los tres!

    ResponderEliminar
  20. Precioso como todo lo que haces.Es siempre una gran alegria llegar hasta tí.Besos inmensos de luz.

    ResponderEliminar
  21. bEATRIZ , HE LOGRADO CON EL TIEMPO BAJAR LA EN MI BLOG LA MAGNIFICA INTERPRETACIÓN QUE HAS HECHO DE MI POEMA. vUELVO A DARTE LAS GRACIAS Y ESPERO QUE CONTINUAR DISFRUTANDO DE TUS INTERPRETACIONES, ACOMPAÑADAS DE LA MUSIC DE RUT . cARIÑOS

    ResponderEliminar
  22. Hermosa forma de declamar el cuento, Beatriz... Felicito a Humberto tambièn por sus letras!!

    Abrazos, desde mi esquina!!

    ResponderEliminar
  23. hola el gusto es mío!muchas gracias por dejar un comentario en mi blog!
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  24. Conocia el relato pero en tu voz y con esa mùsica es increible.


    un fuerte saludo


    fus

    ResponderEliminar
  25. Beatriz y Ruth mis cariñosos saludos
    Humberto. A veces te cruzo en comentarios a otro blogs, pero es la primera vez que te leo y quede sorpendido. Voy a visitarte

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado, Beatriz. Felicitaciones a los tres.

    Un abrazo de Mos desde mi orilla.

    ResponderEliminar
  27. Humberto es genial y tú, maravillosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Que maravillosa combinación, me emocionó. Conocía el relato del blog de Humberto, pero escucharlo es diferente.
    Felicitaciones.
    Un beso.

    Stefi

    ResponderEliminar
  29. Un bellisimo cuento que lleva de la mano a la ternura e inocencia de un ser maravilloso, pero también nos invita conocer el otro lado oscuro del ser humano que con su crueldad destruye algo tan hermoso.
    y la delicia de tu voz narrando acompañada de las dulces notas musicales le da el marco perfecto.
    un placer visitarte y escucharte.
    saludos y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Excepcional cuentecito de Humberto, del que soy asíduo lector, y como siempre en este blog, ese aderezo de un recitado impecable que da gusto oír.
    (Por cierto: logré enlazar el audio de 'Milagro en la catedral' y acabo de reeditarlo en mi último post)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Beatriz querida, aunque Elena ya se encuentre mejor y sé que ambas damos gracias a Dios por su salud; quiero que sepas que seguís presente en mi corazón y oraciones. Te deseo una semana bendecida y te envío un gran abrazo.
    Hermosa tu publicación. Cariños desde Argentina: Tere.

    ResponderEliminar
  32. Hola mi querida Beatriz como esta mi poeta enamorada, como siempre todo lo que escribe hermoso y con mucho sentimiento, mi querida amiga que en esta épocas navideñas que la paz la dicha y la felicidad reinen en tus familia en tu corazón y en tu blog con todos tus seguidores que tenga feliz noche..

    ResponderEliminar
  33. Vuelvo después, quiero escucharlo de tu voz,Beatriz...disculpa Humberto!! :) El enlace a tu voz no abre... :(

    Vuelvo.
    BESOS.

    ResponderEliminar
  34. Cuando se unen un excelente escritor con una recitadora como tú, el resultado es simplemente mágico, no tengo otra palabra mejor para esta entrada, es mágica.
    Un saludo a ambos.

    Sabri!

    ResponderEliminar
  35. HOLA, LLEGUE A TRAVES DEL BLOG DE HUMBERTO, PORQUE SOY LECTOR DE SUS RELATOS. ME PARECIÓ GENIAL COMO HAS LOGRADO TRANSMITIR UN TEXTO TAN PARTICULAR, MIS FELICITACIONES.
    ES UNA GRAN TAREA LA QUE REALIZÁS, ADELANTE CON ELLO!!

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA, ARGENTINA

    CHRIS

    ResponderEliminar
  36. Has elegido un relato muy profundo que te transporta a la reflexión, escuchando tu voz y la música, es un lujo realmente.

    Besos a todos.)

    ResponderEliminar
  37. Mis queridos amigos,
    Me enternece leeros y saber que os llega cada texto, propio o de amigos, como a mí a la hora de elegirlos y grabarlos. Desde luego nada sería igual sin la música, magníficamente seleccionada por mi querida Ruth.
    No hay palabras para agradeceros vuestras muestras de apoyo, vuestras palabras que cimentan mis ganas de mejorar, sorprender
    (disfruto como una niña pequeña haciéndolo)y sembrar sonrisas en vuestro interior.
    Gracias desde lo más profundo de mi corazón. Sin vosotros este blog no tendría razón de ser.
    Feliz Semana.

    ResponderEliminar
  38. BUENO, LO PROMETIDO...
    VOLVIÓ EL SONIDO Y YO CON ÉL.

    ES UN DELICADO Y EMOTIVO RELATO.UNA BELLEZA MAYOR. Y SÓLO ME RESTA DECIR QUE HAY SERES COMO PÁJAROS, QUE SI NO SABEMOS APRECIAR SU CANTO, TENDEREMOS SIEMPRE A DESTRUIRLOS, TAN FÁCILMENTE POR SU FRAGILIDAD Y NUESTRA INCOMPETENCIA...ASÍ COMO SERES QUE CON SU ESPIRITUALIDAD LLEGAN A SER NUESTROS ÁNGELES EN LA TIERRA...
    TU VOZ PRECIOSA Y COMPROMETIDA CON LO QUE LEE, YA ES UNA MUESTRA DE ESTO ÚLTIMO, BEATRIZ QUERIDA.

    ABRAZOS MILES.

    FELICITACIONES A HUMBERTO, A TI Y A RUTH POR SU TRABAJO BELLO.

    BESOS.
    Y FELIZ SEMANA A TODOS.
    ;)

    ResponderEliminar
  39. Escribes con mucha fluidez y llegas al corazón Humberto.

    Bea le ha puesto todo el corazón al realto

    Besinos

    ResponderEliminar
  40. Sospecho que siempre voy a tener que decir lo mismo: Voz, música y letra, tres patas para una buena banqueta donde gozar. Gracias por el regalo

    ResponderEliminar
  41. Hola, tienes una preciosidad de blog.
    El conjunto de imágenes relatos y música es increíble, enhorabuena, te transporta, es una delicia :)
    Felicidades y saludos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Que bello este!!!
    Un cariño Beatriz.

    LU

    ResponderEliminar
  43. Humberto... qué bien suenan tus mágicos ensueños en las palabras de Beatriz... una conjunción perfecta. A ambos gracias por dejarnos disfrutar de sus dones. Abrazos. Melan.

    ResponderEliminar
  44. Perdón, no sabía que la elección de la música era de Ruth, una más para la conjunción perfecta, dulcísima,un saludo afectuoso desde Argentina.

    ResponderEliminar
  45. Que bello texto este, es emocionante, de todos los que leí en este blog, el mejor lejos.
    Me quedo como seguidor.

    Autor Confeso

    ResponderEliminar

Comentarios es tu espacio para expresarte.
Agradezco infinitamente que dejes tu huella.
Muchas gracias.

Beatriz Salas Escarpa