Seguidores

miércoles, 8 de enero de 2014

Derramando el alma - Beatriz Salas


Recorriendo esquinas,
sorprendiendo recuerdos,
caminando espinas,
encontrando senderos,
abrazando notas,
trasnochando suspiros,
cerceando tristezas,
corriendo volantes…

Todo pasa cuando me paro y respiro hondo,
cuando sin esperar llegan y acorralan sin dejarme escapar
entre teclas olvidadas y espacios siempre centrados.

Nervios de debutante,
inquietudes repletas de dudas,
impaciencia…

Y voy y vengo,
giro y emprendo,
paro y dudo buscando: dónde, cómo, cuándo…

Desgarra las cuerdas una guitarra que mueve mi alma y la pone alerta, 
esperando la señal o la metáfora
mientras por dentro revolotea la niña perdida y expectante.

Beatriz Salas

3 comentarios:

  1. Queridos amigos,
    queriendo mejorar la lectura de los comentarios, que se cualquiera pudiera escribir en este apartado se han borrado los anteriores... No podéis imaginas cómo lo siento!
    Un dejo un abrazo y espero que no vuelva a pasar.
    Muchas gracias a todos vosotros.

    ResponderEliminar
  2. Tener miedos, caminar, corregir, equivocarse, no es sino estar viva. Alguien dijo algo así como que con frecuencia nos frena el miedo a no hacer las cosas bien pero no teman, la perfección no existe...
    Abrazotes
    ¡No sabes cuánto me alegra que publiques tus propios textos!

    Abrazotes

    ResponderEliminar

Comentarios es tu espacio para expresarte.
Agradezco infinitamente que dejes tu huella.
Muchas gracias.

Beatriz Salas Escarpa